top of page

Preocupante las Condiciones en el Atlántico Justo Antes del Pico de la Temporada de Huracanes 2020

Desde el mes de abril se ha estado comentando sobre el potencial para que la temporada de huracanes 2020 sea una muy activa. Lamentablemente parece que estos pronósticos se cumplirán ya que varios factores favorables para la formación y fortalecimiento de sistemas se han alineado y convergerán durante el pico de la temporada de huracanes (agosto, septiembre y octubre) en el Atlántico. Entre estos están:

  1. Continuidad de condiciones neutrales del ENSO y potencial desarrollo de La Niña durante el pico de la temporada de huracanes.

  2. Temperaturas de superficie de océano sumamente calientes en el Atlántico tropical.

  3. Tren de ondas tropicales muy activo desde África

  4. Vientos cortantes bajos

  5. Pronósticos agresivos de modelos globales


CONDICIONES DEL ENSO


Según el análisis más reciente del "NOAA Coral Reef Watch", la región del Niño 3.4 mantiene anomalías de temperatura de superficie del océano típicas de condiciones neutrales del ENSO (ver imagen #1).


Imagen #1. Anomalías de temperatura de superficie del océano Atlántico y Pacífico este. Cortesía de NOAA Coral Reef Watch.


La siguiente gráfica (ver imagen #2) muestra la variación de anomalía de temperatura en la región 3.4 de El Niño. Desde finales de abril hasta el momento esta región se ha mantenido en valores típicos de condiciones neutrales (entre +0.5 C y -0.5 C). Hubo una tendencia de calentamiento en esta región desde finales de junio hasta mediados de julio, pero durante los últimos días las aguas han comenzado a enfriarse y se anticipa que este enfriamiento continúe durante los próximos 3 meses hasta valores cercanos típicos del fenómeno de La Niña.

Imagen #2. Anomalías de temperatura de superficie del océano en la región 3.4 del océano Pacífico. Cortesía de Levi Cowan (tropicaltidbits.com).


Los modelos del ENSO pronostican que para el pico de la temporada la región 3.4 estará en valores cercanos a -0.5 C (ver imagen #3). Es por esto que se anticipan condiciones neutrales o de La Niña débil para agosto, septiembre y octubre. Condiciones neutrales o de la Niña disminuyen los vientos cortantes en el Atlántico y aumentan la probabilidad la formación y fortalecimiento de sistemas tropicales.


Imagen #3. Pronósticos del ENSO. Cortesía de IRI/CPC.


NOAA ha emitido una vigilancia de La Niña para este otoño. Además indican que para el pico de la temporada de huracanes hay 50% de probabilidades de tener condiciones de La Niña, 47% de probabilidades de tener condiciones neutrales y sólo un 3% de probabilidades de tener condiciones de El Niño (ver imagen #4).

Imagen #4. Pronóstico del ENSO. Cortesía de NOAA.


Es casi seguro que El Niño estará ausente durante esta temporada de huracanes, por esta razón continuamos pronosticando una temporada más activa de lo normal.


TEMPERATURAS DEL OCÉANO ATLÁNTICO


Las temperaturas de superficie del océano Atlántico tropical y Mar Caribe se encuentran en valores bien por encima de lo normal (ver imagen #5). Además, la región del "Main Development Region" (MDR) se ha calentado significativamente durante las últimas semanas. Es precisamente en esta región en donde usualmente se originan el 75% porciento de los huracanes intensos.


Imagen #5. Anomalías de temperatura de superficie del océano Atlántico y Pacífico este. Cortesía de NOAA Coral Reef Watch.


Es preocupante ver un calentamiento tan significativo semanas antes del comienzo del pico de la temporada. Según el análisis más reciente, los valores de anomalía promedio en el MDR se encuentran sobre +0.5 C (ver imagen #6). Estos son valores que no habíamos observado desde finales de abril. Lamentablemente se anticipa calentamiento adicional en esta zona.

Imagen #6. Anomalías de temperatura de superficie del "Main Development Region". Cortesía de Levi Cowan (tropicaltidbits.com).


Las temperaturas del océano Atlántico exceden por mucho los valores que habían para esta misma fecha en el 2017 (ver imagen #7). Todos deben de recordar que en el 2017 la actividad ciclónica fue impresionante entre el Caribe y África. En donde vimos la formación de poderosos huracanes como Irma, María y José.

Imagen #7. Comparativa de anomalías de temperatura de superficie del océano Atlántico entre el 2020 y 2017. Cortesía de weathermodels.com


Según los estudios de la Universidad de Colorado, esta distribución de anomalías de temperaturas en julio correlacionan muy bien con temporadas que han sido muy activas en el pasado (ver comparativa en la imagen #8).


Imagen #8. Anomalías de temperatura en el Atlántico (izquierda) y correlación de anomalías con temporadas activas (derecha). Imagen izquierda cortesía de weathermodels.com. Imagen derecha cortesía de Phillip Klotzbach de la Universidad de Colorado.


 

ANUNCIO PAGADO


Si eres amante del café y te gustaría aprender más sobre el proceso del café desde la siembra hasta la taza, ¡Just Caffè es para ti!


Síguelos en las redes como @justcaffe.pr y dale follow/like


 

TREN DE ONDAS TROPICALES MUY ACTIVO


La frecuencia y amplitud de las ondas tropicales que están saliendo de África han sido mayor de lo normal durante el mes de julio. Esto se debe principalmente a que la dinámica atmosférica actual promueve la formación de fuertes ondas tropicales desde África. Bajo este patrón se promueve la inestabilidad y bajas presiones sobre el océano Indico y África, mientras en el Pacífico se promueve la estabilidad y altas presiones. El modelo europeo continúa pronosticando que este patrón continuará durante las próximas semanas (ver elipse negro en imagen #9). Este patrón seguirá dominando las condiciones climáticas durante los próximos meses.


Imagen #9. Anomalía de velocidad potencial en niveles altos de la atmósfera (200 mb). Cortesía de weathermodels.com


Este patrón es común en años con condiciones de La Niña y varias investigaciones científicas han demostrado que bajo estas condiciones, el Atlántico es favorecido para la formación de sistemas tropicales.



VIENTOS CORTANTES REDUCIDOS


Durante las últimas semanas los vientos cortantes se han mantenido anormalmente bajos en el Atlántico y el Mar Caribe. Esto se debe a las condiciones neutrales del ENSO que tenemos actualmente en el Pacífico. En la imagen #10 podemos observar las variaciones de los vientos cortantes en el Caribe y el Atlántico desde enero 2020. Como se puede apreciar, desde junio los valores de los vientos cortantes se han mantenido en su mayoría por debajo de lo normal.


Imagen #10. Vientos cortantes en el Caribe y Atlántico en el 2020. Cortesía de NOAA.



PRONÓSTICOS DE LOS MODELOS GLOBALES


Hay casi unanimidad entre los pronósticos de temporada de diferentes modelos globales en que tendremos mayor actividad de lo normal en el Atlántico durante los meses de agosto, septiembre y octubre.


ECMWF / UKMET


Los modelos europeos del ECMWF y UKMET son modelos que tienen una tendencia a ser conservadores con el pronóstico de actividad ciclónica en el Atlántico. Sin embargo, en el pronóstico más reciente estos modelos indican que se espera mayor precipitación de lo normal en el Atlántico tropical, Caribe y Golfo de México para el pico de la temporada (ver imagen #11). Este pronóstico puede estar asociado a mayor actividad ciclónica de lo normal.

Imagen #11. Pronóstico de anomalías de precipitación según los modelos del UKMET y ECMWF para el pico de la temporada de huracanes. Cortesía de BenNollWeather.



North American Multi-Model Ensemble (NMME)


En su más reciente pronóstico, los miembros que componen el modelo NMME continúan pronosticando mayor precipitación de lo normal en el Atlántico tropical, Caribe y Golfo de México (ver imagen #12). Este pronóstico puede estar asociado a mayor actividad ciclónica de lo normal.

Imagen #12. Pronóstico de anomalías de precipitación según los modelos del NMME para el pico de la temporada de huracanes. Cortesía de BenNollWeather.



Climate Forecast System (CFS)


En su más reciente pronóstico, el modelo CFS continúa pronosticando mayor precipitación de lo normal en el Atlántico tropical, Caribe y Golfo de México (ver imagen #13). Este pronóstico puede estar asociado a mayor actividad ciclónica de lo normal.

Imagen #13. Pronóstico de anomalías de precipitación según el modelo CFS para el pico de la temporada de huracanes. Cortesía de Levi Cowan (tropicaltibits.com).



Japan Meteorological Agency (JMA)


En su más reciente pronóstico, el modelo JMA continúa pronosticando mayor precipitación de lo normal en el Atlántico tropical, Caribe y Golfo de México (ver imagen #14). Este pronóstico puede estar asociado a mayor actividad ciclónica de lo normal.

Imagen #14. Pronóstico de anomalías de precipitación según el modelo JMA. Cortesía de Japan Meteorological Agency.



SI TENEMOS TANTOS PARÁMETROS FAVORABLES PARA ALTA ACTIVIDAD CICLÓNICA, ¿POR QUÉ JULIO HA ESTADO RELATIVAMENTE NORMAL?


Hay muchos factores a favor de que esta temporada sea activa, sin embargo la climatología de julio ha dominado.


ACTIVIDAD TÍPICA DE JULIO


Históricamente julio es uno de los meses menos activos en términos de actividad ciclónica en el Atlántico. Esto se puede apreciar en la imagen #15.


Imagen #15. Número de tormentas tropicales y huracanes en promedio cada 100 años. Cortesía de NOAA.



AIRE SECO Y ESTABLE


Durante el mes de julio el Atlántico tropical ha estado dominado por aire seco y estable que ha impedido la formación de sistemas tropicales. Este aire seco y estable está asociado a su vez a la temporada del Polvo de Sahara que ha estado muy activa durante este verano. Es importante mencionar que la presencia de Polvo de Sahara suele llegar a un máximo durante el mes de julio, pero disminuye rápidamente cuando nos movemos hacia el mes de agosto (ver imagen #16).


Imagen #16. Variación de aerosol asociado al polvo de Sahara por mes. Cortesía de Michael Lowry.


La inestabilidad vertical durante este año ha estado por debajo de lo normal (ver imagen #17). Este es un factor que hemos estado observando los meteorólogos con detenimiento ya que puede tener un efecto durante el pico de la temporada de huracanes. De persistir, este factor pudiera dificultar la formación de sistemas tropicales.


Imagen #17. Inestabilidad vertical en el Atlántico tropical desde enero 2020. Cortesía de NOAA.


Algunos meteorólogos pensamos que la atmósfera en el Atlántico debe responder a las altas temperaturas del océano y humedecerse. De igual forma, el Polvo de Sahara debe disminuir en las próximos meses. Por estas razones pienso que la estabilidad vertical y el aire seco no debe ser un impedimento mayor en la formación de ciclones durante el pico de la temporada.



FASE DESFAVORABLE DEL MADDEN JULIAN OSCILLATION (MJO)


Uno de los factores más importantes que se monitorea durante la temporada de huracanes es la propagación del MJO a través del trópico. El MJO se origina sobre el océano índico y viaja lentamente hacia el este a través del trópico. Este impulso de energía promueve la inestabilidad en la atmósfera. Investigaciones científicas han confirmado que cuando el MJO pasa por el Atlántico, las probabilidades de desarrollo ciclónico aumentan.


Una fase no favorable del MJO (ver amarillo en imagen #18) se está moviendo sobre la cuenca del Atlántico. Esto promueve la estabilidad en la atmósfera. Es esta una de las razones por las cuales hemos tenido unas semanas tranquilas en el Atlántico. Además, la influencia de esta fase desfavorable del MJO permanecerá sobre el Atlántico hasta finales de julio.

Imagen #18. Anomalías de velocidad potencial en altos niveles de la atmósfera (200 mb).



PRONÓSTICO PARA LAS PRÓXIMAS SEMANAS


Los modelos globales nos indican que la fase desfavorable del MJO persistirán durante las próximas 2 semanas (ver imagen #19 y #20). Luego, desde comienzos hasta mediados de agosto una fase más favorable para desarrollo se moverá sobre el Atlántico (ver imagen #21 y #22).


Imagen #19. Anomalías de velocidad potencial en niveles altos de la atmósfera (200 mb) entre el 17 al 24 de julio según el JMA. Cortesía de BenNollWeather.


Imagen #20. Anomalías de velocidad potencial en niveles altos de la atmósfera (200 mb) entre el 25 de julio al 1 de agosto según el JMA. Cortesía de BenNollWeather.


Imagen #21. Anomalías de velocidad potencial en niveles altos de la atmósfera (200 mb) entre el 2 al 9 de agosto según el JMA. Cortesía de BenNollWeather.


Imagen #22. Anomalías de velocidad potencial en niveles altos de la atmósfera (200 mb) entre el 10 al 15 de agosto según el JMA. Cortesía de BenNollWeather.



CONCLUSIÓN


Los modelos globales continúan pronosticando una temporada muy activa. Es cuestión de tiempo antes de que el Atlántico despierte.


Una fase del MJO desfavorable y aire seco debe dificultar la formación de sistemas durante los próximos 7 a 10 días. Pero esto debe de cambiar para finales de julio y comienzos de agosto cuando una fase favorable del MJO se mueva sobre el Atlántico.


Los meses de agosto, septiembre y octubre prometen ser muy activos. Aprovechemos esta calma para repasar los planes de emergencia y verificar que contamos con suministros suficientes para enfrentar un sistema tropical.



HAS TU APORTACIÓN A ESTE PROYECTO


Continúa apoyando la iniciativa de Huracán Info con una pequeña donación. Este dinero será utilizado para mantener esta página y desarrollar nuevas herramientas.


Puede enviar su aportación a través de la aplicación de Ath Móvil bajo "Pay a Business". Nos puede encontrar como /HuracanInfoPR


Además podrá donar a través de PayPal dándole "click" sobre la siguiente imagen.




Gracias por su atención,

Rubén García (Meteorólogo)




40.882 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page