top of page

Comienza Oficialmente la Temporada de Huracanes 2020

Actualizado: 1 ago 2020

Hoy, 1 de junio de 2020 comienza oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico. Este año parece no estar siguiendo la norma y empezamos antes de tiempo. Durante el mes de mayo 2020 vimos la formación de dos tormentas tropicales (Arthur y Bertha). Desde que se tiene récord sólo había ocurrido en el 1887 y 2012. La actividad ciclónica parece continuar ya que actualmente vigilamos de cerca un nuevo sistema que tiene potencial de desarrollo en el Golfo de México. La imagen #1 muestra la lista de nombres que será utilizada durante este añ0.

Imagen #1: Nombres para la temporada de huracanes 2020.


Desde abril 202o hemos comentando sobre varios factores que sugieren una temporada más activa de lo normal. Entre estos:

  1. Temperaturas de superficie de océano por encima de lo normal en el Atlántico tropical.

  2. Condiciones del ENSO (la ausencia del fenómeno de El Niño).

  3. Vientos alisios más débil de lo normal en el Atlántico.


¿Cómo han variado estos factores en las últimas semanas?


Temperaturas de superficie de océano

Como muestra la imagen #2, las temperaturas de superficie del océano Atlántico tropical permanecen 1-2 grados Celsius por encima de lo normal en el Caribe y Atlántico tropical.

Imagen #2: Anomalías de temperaturas de superficie en el Atlántico, Caribe y Golfo de México.


Específicamente la zona conocida como el "Main Development Region" (MDR) (ver imagen #3) mantiene temperaturas de superficie del océano por encima de lo normal. En esta zona se forman aproximadamente el 60% de todas las tormentas y 80% de todos los huracanes intensos (categoría 3 o más).

Imagen #3: "Main Development Region"


Aunque hubo un enfriamiento importante de las aguas en esta región para finales de abril, desde comienzos de mayo el promedio de anomalía en temperatura se ha mantenido +0.1 C por encima de lo normal (ver imagen #4).

Imagen #4: Gráfica de anomalía en temperaturas de superficie en el MDR. Cortesía de Levi Cowan - tropicaltidbits.com


La mayoría de los modelos globales pronostican que las temperaturas en esta regiones deben permanecer cerca o por encima de lo normal durante el pico de la temporada. Por tal razón esto no parece ser un factor limitante durante esta temporada.


Por otro lado, el Dr. Philip Klotzbach de la Universidad de Colorado ha estudiando la correlación entre la actividad ciclónica en el Atlántico y las anomalías de temperatura en el Atlántico. Sus hallazgos han encontrado que hay una relación directa entre mayor actividad ciclónica y anomalías positivas de temperatura en el Atlántico este y región entre las latitudes 20N-30N durante el mes de mayo (ver izquierda en imagen #5). Como podemos ver en la derecha de la imagen #5, las anomalías de temperaturas del mes de mayo 2020 correlacionan muy bien con temporada que han más activas de lo normal.


Imagen #5: Correlación de anomalías positivas de temperatura de océano con temporadas activas (izquierda) (Cortesía de Philip Klotzbach). Anomalías de temperatura de océano en el Atlántico (derecha) (Cortesía de Levin Cowan - tropicaltidbits.com).


Condiciones del ENSO (la ausencia del fenómeno de El Niño)


La mayoría de los modelos pronostican que condiciones neutrales del ENSO deben prevalecer durante el pico de la temporada (ver Imagen #6). Condiciones neutrales están relacionadas a mayor actividad ciclónica en el Atlántico ya que se reduce la magnitud de los vientos cortantes.

Imagen #6: Pronóstico del ENSO.


Las temperaturas del agua en la región 3.4 del Pacífico se han mantenido entre valores de +0.5 C a -0.5 C desde mediados de abril. Este es el rango de condiciones neutrales.

Imagen #7: Gráfica de anomalía en temperaturas en la región 3.4 del océano Pacífico (Cortesía de Levin Cowan - tropicaltidbits.com).


Pronóstico de modelos climatológicos


Aunque para abril había mucho consenso entre los modelos globales, durante el mes de mayo han surgido dos panoramas posibles. Uno de ellos apoyado por el modelo CFS y otro apoyado por el modelo ECMWF.


Modelo CFS


El modelo CFS ha sido consistente en pronosticar temperaturas de océano del Atlántico tropical, Golfo de México y Caribe por encima de lo normal para el pico de la temporada de huracanes (ver imagen #8).

Imagen #8: Pronóstico de anomalías en temperatura de océano para el pico de la temporada de huracanes según el modelo CFS. (Cortesía de Levin Cowan - tropicaltidbits.com).


Además, el CFS pronostica mayor precipitación de lo normal entre el Caribe y África (ver imagen #9). Esto está asociado a una temporada de Cabo Verde activa.

Imagen #9: Pronóstico de anomalías en precipitación en el Atlántico durante el pico de la temporada según el modelo CFS. (Cortesía de Levin Cowan - tropicaltidbits.com).


Modelo ECMWF


El modelo ECMWF pronostica temperaturas de océano del Atlántico tropical, Golfo de México y Caribe cercana de lo normal para el pico de la temporada de huracanes (ver imagen #10).

Imagen #10: Pronóstico de anomalías en temperatura de océano para el pico de la temporada de huracanes según el modelo ECMWF.


Además, el ECMWF pronostica menor precipitación de lo normal entre el Caribe y África (ver imagen #11). Esto está asociado a una temporada de Cabo Verde menos activa de lo normal.


Imagen #11: Pronóstico de anomalías en precipitación en el Atlántico durante el pico de la temporada según el modelo ECMWF.


Entonces, ¿qué debemos de esperar esta temporada?


Los pronósticos de mayo del modelo ECMWF sugiere una temporada de huracanes cerca o un poco más activa de lo normal. Por otro lado, el modelo CFS y la mayoría de las agencias y entidades continúan prediciendo una temporada mucho más activa de lo normal.


Aunque hay muchos factores que sugieren una temporada más activa de lo normal, la diferencia entre una temporada más activa o mucho más activa parece depender de cuánto logrará calentarse las aguas en la región entre el Caribe y África durante los próximos 2 meses. Si notan en las imágenes de arriba, una de las diferencias del ECMWF y el CFS son las temperaturas del océano en el MDR.


En mi opinión, dada a la tendencia de los modelo ECMWF en subestimar la actividad ciclónica en el Atlántico durante las últimas temporadas y a que ya hemos tenido dos tormentas tropicales antes del comienzo oficial de la temporada, pienso que las posibilidades de tener una temporada bien activa continúan siendo altas.


Diría que hay un 65% de probabilidad de una temporada más activa de lo normal, 25% de probabilidad de una temporada cerca de lo normal y 10% de probabilidad de una temporada menos activa de lo normal.


Para finales de junio actualizaré este análisis. Comenta y comparte este artículo.


Gracias,

Rubén García

Meteorólogo



117 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page